Por Jairo Guzm√°n

Siempre hay una red que subyace a toda nebulosa humana. El tejido de la sangre humana es, en s√≠ misma, la huella de una red. Esa sangre que corre por los campos¬† lleva genes comunes a tu sangre, por alg√ļn antiguo predecesor. Dos di√°sporas detectadas en la historia del poblamiento global, generadas en √Āfrica, ocurridas desde hace 100000 a√Īos una y desde hace 35000 a√Īos otra, nos confirman que nuestros cuerpos est√°n unidos por una red gen√©tica¬† cargada de epopeyas, luchas, adversidades, para√≠sos e infiernos , todo sudado por el homo sapiens en su nomadismo, p√°nico, asechanza del sismo y¬† de la fiera.

Siempre hay una red. Hay una red¬† mundial de poes√≠a que se ha construido de manera natural, espont√°nea y efectiva, teniendo al Festival Internacional de Poes√≠a de Medell√≠n como centro¬† de convocatoria, de irradiaci√≥n y de conexi√≥n transcontinental. Es una red muy org√°nica, sin formalismos legales o institucionales, realizada con los hilos invisibles de la poes√≠a, que se entretejen de poeta a poeta, de pa√≠s a pa√≠s, y se multiplican sus ramificaciones comunicativas,¬† aumentando el¬† n√ļmero de lazos y realizaciones a nivel mundial. Esta red espiritual, po√©tica, lleva 20 a√Īos gestando nuevos n√≥dulos org√°nicos o puntos¬† de contacto e irradiaci√≥n,¬† antes inimaginables entre los poetas del mundo.

Estos n√≥dulos de la red luminosa, intensa en su flujo espiritual, fraternal y amoroso, gracias al √≠mpetu del esp√≠ritu po√©tico, son focos de desarrollo de nuevas acciones po√©ticas, ¬†como las inspiradas en la experiencia de Medell√≠n. Su constituci√≥n obedece a la necesidad de que la experiencia po√©tica sea parte activa de los procesos de transformaci√≥n de la conciencia y¬† de la condici√≥n humana, hacia un nivel m√°s digno de la existencia . La red siempre ha estado all√≠ desde hace veinte a√Īos que se activ√≥ y sigue creciendo naturalmente y de manera m√°s efectiva.

Son muchos los avances en las acciones reales y efectivas que se han logrado a trav√©s de estos veinte a√Īos. Por circunstancias muy especiales de la historia de Colombia y de Medell√≠n, en particular y gracias al esp√≠ritu visionario, siempre nutrido por el √≠mpetu de la poes√≠a,¬† de algunos poetas de Medell√≠n, se ha logrado una conjunci√≥n fuera de serie, insospechada desde el letargo de los cen√°culos que han acartonado a tantos poetas y les han neutralizado su vitalidad y compromiso con el designio rimbaudiano de la poes√≠a para cambiar la vida . Esta conjunci√≥n de poetas y de la poes√≠a (por lo tanto de la humanidad) de los cinco continentes, lograda en la gran liturgia por la humanidad que es el Festival Internacional de Poes√≠a de Medell√≠n, ha marcado una pauta acerca del devenir consistente, l√ļcido y comprometido de los poetas por mantener viva la antorcha del esp√≠ritu y de la vida, en un tiempo que lleva en desvar√≠o la aventura humana por un¬† borde peligroso.

M√°s que red somos fina urdimbre espiritual y po√©tica, mental y emocional. Somos urdimbre de conocimientos, de saberes en acci√≥n por la conciencia de la humanidad. Todos estamos conectados en red inal√°mbrica de coraz√≥n a coraz√≥n, de sue√Īo a sue√Īo y avanzamos de manera fluida a la par con nuestras acciones , proyectadas en el¬† hogar mundi, en nuestra casa que es la tierra, ahora sacudi√©ndose, removi√©ndose como un animal que se despereza de su condici√≥n de burbuja azul, flotante en el gran espacio de la eternidad.

Vamos por la gran noche interestelar, dichosos de azul, agua, hidr√≥geno y ox√≠geno. Todav√≠a hay bosque y selva pero confiscados. La poes√≠a es una manera de respirar. Es el aire que nos mediatiza. Es el hilo conductor de esta historia de tejidos, urdimbres y redes. Los tejidos son los poemas (textos: palabras en tejido). Las urdimbres son los entrelazamientos emocionales, cognitivos, amorosos y de otros tipos de pasiones, tejidas de persona a persona; de poeta a poeta y en este caso son urdimbres que conectan poetas con p√ļblicos cualificados para una aut√©ntica recepci√≥n y asimilaci√≥n de los saberes librescos y experienciales de los poetas. En esa conjunci√≥n de poetas del mundo se da una eclosi√≥n soberana de vida celebrada con el lenguaje sagrado de la poes√≠a.

Las redes se plantean entre Festivales Internacionales de Poes√≠a, lo cual es un paso esencial para que los poetas incidan de manera eficaz y constructiva en la transformaci√≥n de la decadencia espiritual en un ascenso de la conciencia de la vida y sus riesgos de aniquilaci√≥n. Esta actitud decidida, de los poetas, de romper con el ostracismo¬† en que los ha sumergido una impostura decimon√≥nica, aquella¬† del poeta como el elegido y el distante, el que ve el r√≠o de la humanidad desde cierta cima impostada y desafortunada en la que lo han situado los mistificadores y los impostores. Esta actitud, dec√≠amos, del poeta actual que sabe de sus precariedades como humano y que lo atraviesan los mismos problemas que a cualquier ciudadano del com√ļn, es una actitud digna y ejemplar justamente ahora cuando se ha uniformado un c√≥digo lacayo de obediencia a los dict√°menes del capitalismo mundial integrado.

Si es la red para realizar intervenciones en el hogar mundi,¬† en el sentido de contribuir de manera efectiva a librar las batallas contra los grandes monstruos de la transmodernidad (o t√≥xica posmodernidad) y a saber resistir la furia de los monstruos clim√°ticos, los g√©lidos monstruos del neoliberalismo y los monstruos medi√°ticos, ¬†entonces estamos en algo verdadero y edificante desde la globalizaci√≥n de las acciones po√©ticas de las cuales¬† muchas est√°n en marcha, de manera permanente. Se hace necesario hacer tangibles muchas m√°s acciones po√©ticas, a muchos niveles, que vayan marcando un nuevo panorama en el que los poetas, ahora s√≠, act√ļen, porque es en los escombros donde el poeta mejor trabaja para modelar la vida, acorde al sue√Īo de la poes√≠a y ya nunca m√°s acorde a la pesadilla de la raz√≥n. El poeta fue expulsado de la Rep√ļblica y tal asunto le ha servido para armarse de nuevas herramientas que lo convierten en el gran transformador.

La red siempre ha estado all√≠¬† y si es la red mundial de poetas √©sta est√° en permanente ramificaci√≥n, en permanente avanzada hacia los mundos nuevos, hacia los nuevos giros que dar√° la vida en la tierra. Porque tambi√©n es preciso estar alerta a lo que significa estar agrup√°ndose en red. Es clave tambi√©n mantener, simult√°neo a la proliferaci√≥n de las redes, el peso espec√≠fico y de gran importancia estrat√©gica de aquello que se llama la proliferaci√≥n de los m√°rgenes, en la gran revoluci√≥n molecular que se nos plantea a nivel global. Sabemos que este estar agrup√°ndose en red sin el as de la proliferaci√≥n de los m√°rgenes es entregar en un paquete muy bien dise√Īado toda una poblaci√≥n m√°s susceptible de ser controlada y manipulada.

Agruparse en red es construir un organismo que sea capaz de resistir y confrontar con verdaderas t√°cticas de defensa y confrontaci√≥n, haciendo uso de la globalizaci√≥n de los derechos humanos, para tener el poder de incidir, concertar y transformar con los recursos legales a disposici√≥n y con las¬†t√°cticas que surjan ante los cercos e hipercontrol de los espectros que engendran las pol√≠ticas culturales del capitalismo mundial integrado para confrontar, con los mecanismos legales que estandariza la globalizaci√≥n, de manera l√ļcida y sabia,¬†la arremetida b√©lica de las pol√≠ticas culturales, dise√Īadas a la medida del plan macabro del capital globalizado y controlada por la gran red del poder transnacional que d√≠a a d√≠a diluye los estados nacionales y va imponiendo la noci√≥n de un sujeto globalizado, carente de una identidad espec√≠fica, relativa a su localidad. Esta condici√≥n permite un control a ultranza porque homogeniza un c√≥digo conductual y discursivo, modulado por una jurisprudencia estandarizada a nivel mundial.

La red est√° ah√≠, siempre teji√©ndose. Espor√°dicamente se rompen ciertas ligaduras y se va a pique uno que otro nodo pero temporalmente porque una verdadera red es un organismo de mucha irrigaci√≥n, con buen aparato respiratorio y circulatorio. Una red con hilos desprendidos es algo natural,¬† inherente a la condici√≥n humana. Una red aunque se rompa por un peque√Īo nodo no significa el¬† acab√≥se. Siempre habr√° forma de restituir el tejido roto. Lo ideal es que la red no se llene de rotos y luego sea una urdimbre de cicatrices. Ser√° la red luminosa si cada nodo irradia una luz √ļnica, una luz que trae la sustancia de nuestros sue√Īos al mundo de las realizaciones. Somos red, tribus entrelazadas.¬†

En esta perspectiva y con el ánimo de consolidar la globalización de las acciones poéticas se realizará, en el marco del XXI Festival Internacional de Poesía de Medellín (2 al 9 de julio de 2011), el Primer Encuentro Mundial de Directores de Festivales Internacionales de Poesía. Habrá representación de cuarenta y dos países de cuatro continentes. Habrá un temario de interés actual y que requiere ser tratado con urgencia, en este tiempo marcado por la devastación y el alto riesgo de extinción de la vida. Los temas que se tratarán son Paz y reconstrucción del espíritu humano/ Entrelazamiento y recuperación de la naturaleza/ Unidad del espíritu humano y diversidad cultural de los pueblos/ Indigencia material y riqueza espiritual/ Acciones por la globalización de la poesía.

Este encuentro marcar√° un hito en la historia de la poes√≠a y servir√° de plataforma de lanzamiento hacia una revaloraci√≥n de nuestra condici√≥n como especie y a una redefinici√≥n, desde la √≥ptica de los poetas, de los valores que inciden en la transformaciones requeridas para dar el salto a una nueva zona de la conciencia que permita ‚Äúmirar con grandeza el horizonte del tiempo presente‚ÄĚ como expresara Isidore Ducasse.

Dec√°logo para una Red Luminosa

1. La poesía es el motor de las grandes conjunciones

2. Lograr un fluido espiritual semejante a un oxígeno glorioso

3. Mantener vivo el di√°logo que somos es una forma de no morir

4. Recuperar los poderes curativos de la palabra

5. Al encontrarnos en los rituales de la palabra, el mito y lo sagrado resucitan

6. Volvemos al cauce de las aguas cristalinas del sue√Īo

7. S√≥lo en la convergencia de los sue√Īos la poes√≠a es faro

8. Avanzamos plet√≥ricos de soles en la √≥rbita de los sue√Īos

9. Nos reunimos para no marchitarnos en el ostracismo y es la poesía nuestra estrella

10. Hermanos en la imaginación construimos la red luminosa