La Red Nuestra América de Festivales Internacionales de Poesía de América Latina y el Caribe quedó fundada el pasado 29 de mayo en la Sierra del Rosario, de la occidental provincia cubana de Pinar del Río.

Esa fue una de las acciones finales del 15¬ļ Festival Internacional de Poes√≠a de La Habana, que durante siete d√≠as se estuvo celebrando en el pa√≠s, dedicado a los centenarios del cubano Jos√© Lezama Lima y del espa√Īol Miguel Hern√°ndez.¬†

Forman parte de la Red los eventos que se realizan en Medellín, La Habana, Buenos Aires, Chile, La Paz, Panamá, Costa Rica, Tabasco (México), Granada (Nicaragua), Quetzaltenango (Guatemala), Morelia (México), Honduras y Panamá.

Los organizadores de esos cónclaves reconocieron "los desafíos que enfrenta la humanidad ante la degradación de la naturaleza y la vida en la Tierra" y consideraron que "la poesía puede contribuir a la creación de una sensibilidad planetaria sobre este grave peligro que se cierne sobre el hombre y su mundo".

Para ello se proponen, entre otras acciones, la coordinación de proyectos comunes de publicaciones, premios e itinerarios promocionales; la creación de una página web y la inserción de los festivales en las redes sociales de la comunidad de internautas. 

Diversas actividades de gran iniciativa como la siembra del Bosque de la poes√≠a, en la localidad habanera de Casablanca, hablan de la calidad y el dinamismo con que se desarroll√≥ el Festival, que emiti√≥ una declaraci√≥n a la que se han adherido cerca de 300 poetas de m√°s de 80 pa√≠ses contra la campa√Īa medi√°tica erigida contra Cuba por Estados Unidos y sus aliados europeos.

Dedicado también al bicentenario de la Independencia de América y al centenario de la Revolución Mexicana, el evento desarrolló conferencias y encuentros donde esplendió la poderosa carga de la palabra artística; así tuvieron espacio acciones como Poesía itinerante, que hizo llegar la voz poética hasta las provincias de Pinar del Río, Matanzas, Santi Spíritus, Cienfuegos, Villa Clara y Ciego de Avila.

La velada Palabra del mundo, que invitó a otras cien ciudades de la Isla a la lectura simultánea de poemas para homenajear a Lezama y Miguel Hernández, fue oportuna, además, para la entrega del premio Rafael Alberti, que compartieron el cubano Waldo Leyva y el colombiano Fernando Rendón.

La poesía de la América bolivariana tuvo una fuerte presencia en la Avenida de los Presidentes, del Vedado capitalino, donde fueron vendidos libros de este género mientras se leían poemas al pie de los monumentos de Omar Torrijos, Benito Juárez y Eloy Alfaro.

Una ofrenda floral a El Libertador sell√≥ una tarde po√©tica en que los participantes se reunieron al pie de la estatua de Sim√≥n Bol√≠var para ofrecerle enardecidos versos en aras de la independencia americana, la que tambi√©n fue homenajeada con un concierto en el teatro L√°zaro Pe√Īa de la Central de Trabajadores de Cuba, sitio donde hace 50 a√Īos alzaron su voz los poetas Nicol√°s Guill√©n y Rafael Alberti cuando protagonizaron el primer llamamiento a los bardos del mundo para hacerles llegar la palabra de la Mayor de las Antillas.